>Reportaje: Sargento, A qué estamos disparando?

>

Durante diez días, Jon Sistiaga ha vivido empotrado en Irak con una unidad de caballería del ejército de los Estados Unidos dedicada a luchar contra la Insurgencia en primera línea de fuego. El resultado es el reportaje Sargento: ¿A qué estamos disparando?.

Durante ese tiempo, el reportero ha convivido con los soldados, ha patrullado con ellos, ha sentido el mismo miedo que ellos o ha contemplado sus arbitrariedades con la población civil. “Hay cosas que hacemos que no son buenas, pero ese es nuestro trabajo…” responde un soldado norteamericano destinado en Bagdad a la cámara de Cuatro.

Su cámara se ha metido en los barracones de la tropa, para saber cómo piensan y qué opinan de su trabajo y de esa guerra. Ha grabado el día a día de un conflicto que, en estos momentos, sólo se puede ver desde el lado del ocupante porque a la insurgencia nacionalista y a Al Qaeda no les gustan los periodistas occidentales.

Un reportaje que muestra lo más íntimo de los soldados allí destinados: sus miedos, sus fobias, sus tropelías, sus equivocaciones. Desde los cadetes recién incorporados que sólo quieren matar insurgentes, “malos” como ellos los llaman, a veteranos hartos de una guerra sin sentido que mutila soldados en un goteo continuo.

Jon Sistiaga, desde la óptica del ocupante pero desde su propia mirada, dibuja un retrato del día a día en Irak en un reportaje cuya banda sonora son las canciones preferidas de los soldados con los que han convivido. Green Day, Red Hot Chili Peppers, Beck o Prodigy suenan todos los días en los Ipods o en los MP3 de estos soldados. “¿La música de la guerra? Es una música de locos, es como esas canciones donde no entiendes la letra y solo escuchas gritos…”, dice uno de los soldados entrevistados… “Hoy es un buen día para morir” es una de las canciones preferidas de estos veinteañeros que siguen pensando que están en Irak para traer la democracia a ese país.

Sólo los oficiales se sienten más libres ante la cámara de Sistiaga para reconocer que la guerra va muy mal. Que nunca se supo lo que se iba a hacer después de derrocar a Sadam Hussein, y que todavía morirán muchos soldados antes de que Estados Unidos abandone el país.. “Podemos acabar rápido con esto, pero a costa de la muerte de muchos civiles, y no deberíamos equivocarnos otra vez”, reconoce el coronel Coffey, al mando de una unidad de blindados.

Un reportaje vigoroso, atrevido y comprometido en uno de los lugares más peligrosos del planeta. 


E-Link:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: